María Pacheco. Trabajadora social y blogger de éxito

María es una trabajadora social que empezó su blog Compritas para los Peques  simplemente porque le apetecía y el tema le apasionaba, 4 años después con una media de 3000 visitas al día, su hobby se ha transformado en una actividad que le genera muchas satisfacciones y algunos beneficios económicos. Hace unos días tuve el gusto de entrevistarla y compartió conmigo su experiencia e información muy interesante sobre los blogs en general y como rentabilizarlos.

¿Cómo surgió la idea del blog?

He de reconocer que mi blog no nació con una finalidad concreta, sino que me puse a escribir porque me divertía. A mí me gusta mucho la informática y como hacía poco que había aprendido a hacer un blog,  pensé en hacer uno con los temas que me interesaban.

Decidí escribir sobre moda infantil porque es un tema que me gusta y porque, al tener tres hijos, me paso el día buscando ropa para ellos. Era un tema que me motivaba y me entretenía lo que es, creo yo, algo fundamental para cualquier blogger ya que si no te gusta el tema en vez de disfrutar el blog, éste se puede convertir en una carga. Además, hace cuatro años apenas había blogs de moda infantil por lo que era todo un campo por explorar.

¿Qué ha sido para ti lo más difícil?

Sin duda la falta de tiempo para escribir. Tengo mi trabajo de mañana, como trabajadora social y me ocupo de mis hijos por la tarde. Cuando me pongo a escribir es por la noche, cuando éstos ya están acostados y, claro, no es raro el día que me quedo dormida encima del ordenador.

En más de una ocasión me ha tocado corregir posts por la mañana pues han salido con erratas o no como a mí me hubiera gustado ya que, al estar tan cansada, las ideas no fluyen con la misma facilidad. Me ocurre que, a lo mejor, durante el día tengo una idea de la que quiero hablar pero para cuando llega la noche se me ha olvidado. El cansancio hace que no tenga la misma frescura que si lo hiciese por el día.

La falta de tiempo también me hace quedar mal con mucha gente pues me escriben comentarios el blog o me envían correos que soy incapaz de contestar. Quedar mal con la gente me sienta fatal.

Es curioso como las visitas tienen mucho que ver con mi estado de ánimo. En el blog hablo de moda infantil pero intento darle un toque personal y, sobre todo, ponerle un poco de sentido del humor. Me divierte mucho contar las cosas de una forma divertida y si puedo reírme mientras estoy escribiendo, mucho mejor. Por eso cuando mi estado de ánimo baja, no tengo la misma gracia y noto que las visitas disminuyen. Cuando estoy bien y motivada, fluyen las ideas y las visitas también suben. La verdad es que el blog es como una especie de termómetro de mi estado de ánimo.

Intento que sea un blog fresco e inocente, cuento cosas mías y de mis hijos pero siempre partiendo de anécdotas graciosas. No hablo de problemas personales que, por supuesto, también los tengo. Un recurso que utilizo a menudo es tomar una pequeña historia y agrandarla o exagerarla hasta que resulta ridícula y divertida, disfruto llevándolo al extremo para sacarle todo el jugo posible.

¿Claves del éxito de tu blog?

Suponiendo que sea un blog de éxito las razones, en mi opinión, serían estas tres:

  1. Cuento historias con las que se identifican muchas madres. Algunas de ellas me escriben y me lo dicen: les ha pasado lo mismo y se ponen en mi lugar. Yo creo que es un blog escrito por alguien normal para gente normal.
  2. Sentido del humor. La gente me dice “María, me sacas una sonrisa por las mañanas cuando abro el ordenador”. Se divierten y para mí “eso es lo más”, supone una satisfacción personal enorme. Cuando la gente me envía correos contándome que están pasando por una mala situación familiar o por enfermedades –que se ha dado el caso- y me dicen que con mi blog se ríen y que para ellas es terapéutico es lo mejor, no hay nada igual.
  3. Otra de las razones por las que creo que gusta el blog es porque soy muy coherente con mi estilo y mis gustos. Me gusta un tipo de ropa y es de la que hablo, aunque no critico la que no me gusta, sí me mantengo muy fiel a mi estilo, por eso las madres a las que les gusta ese mismo estilo visitan el blog. Saben que en él van a encontrar información útil para ellas.  Es cierto que también hay gente a la que le importa un pimiento la ropa y simplemente entran porque se ríen un rato. Es el caso de algunos hombres.

¿Esto para ti es un hobby o un trabajo?

Pues en el fondo es ambas cosas. Por supuesto, empezó siendo un hobby pero en cierto momento me planteé dar el salto al blog más profesional. Fue hace unos dos años, cuando asistí a las Segundas Jornadas de Blogs de Moda. Los blogs de moda femenina y de belleza van un paso o dos por delante de la moda infantil y siempre se aprende mucho de ellos. En aquellas jornadas se planteó la disyuntiva entre introducir publicidad o no en los blogs. Yo no daba crédito, jamás me lo había planteado. Decidí dar el salto y creo que, en moda infantil, fui de las primeras en hacerlo. Ahora es una práctica muy extendida.

Lo bueno de todo esto es que, a pesar de haberse convertido en un blog “más profesional” que me genera unos rendimientos económicos, se mantiene como algo que me divierte. Y eso es lo importante: genera un rendimiento económico pero me lo sigo pasando “pipa”. Es casi el trabajo ideal.

¿Entonces cómo decides qué publicitar?

Una cosa que tengo clarísima es que, si quiero seguir siendo fiel conmigo misma y fiel a mis lectoras, la publicidad que debe aparecer en mi blog debe ser de las marcas y/o tiendas que verdaderamente me gusten. Y así se lo trato de explicar a las marcas que contactan conmigo. En alguna ocasión ha habido alguna marca que ha querido publicitarse en mi blog y le he dicho que no. Les doy mis razones y también les explico que seguramente a ellos tampoco les interese pues publicitar determinado tipo de ropa en mi blog jamás les sería rentable. Lo que hago es orientarles hacia otros blogs en los que el estilo de su firma puede encajar mejor. Todas estas ideas, que son como una especie de principios en lo que a publicidad se refiere, las tengo reflejadas en el blog para que no haya lugar a engaños. No puedo hablar de algo que no me gusta, no me sale.

Con respecto a tu pregunta sobre si he tenido que hacer alguna labor de captación de anunciantes te diré que, afortunadamente, no he tenido que hacerla. Y menos mal porque tampoco tendría tiempo para hacerla. Ni sabría como…

¿Utilizas mucho las redes sociales?

Pues las utilizo todo lo que puedo. Estoy dada de alta en muchas de ellas pero no las utilizo todas con asiduidad. Soy bastante activa en Twitter porque me divierte enormemente, me parece divertido, divertido y divertido. La rapidez de plasmar una idea sobre la marcha me parece genial.

Facebook también me entretiene mucho y mi página es muy entretenida porque tiene muchos seguidores, más de 9500, interactuando. Normalmente hablamos de ropa pero también de algún tema de actualidad, de algún chiste que púbico, etc.

¿Para el futuro?

Pues confío en seguir con el blog por lo que supone de diversión y de fuente de ingresos.

Además de eso, mi siguiente proyecto más inmediato es la celebración, el próximo mes de abril, de un mercadillo de moda infantil en el que espero contar con algunas de las firmas que más me gustan.

Tengo más proyectos en la reserva que no he podido desarrollar por la falta de tiempo. Lo del libro que me comentas siempre ha sido una posibilidad a la que, además, me han animado muchas lectoras pero no consigo ponerme con ello. La idea la tengo clara, la estructura está hecha pero no encuentro el momento de desarrollarla.

Tengo algún que otro proyecto pero todavía no se puede hablar de él.

La idea de dejar mi trabajo “matutino” me la he planteado en alguna ocasión sobre todo porque creo que eso me daría la oportunidad de dedicar más tiempo al blog y, quizás, de poder poner en marcha esos proyectos de los que te hablaba. Pero no me decido. Por un lado me da miedo dejar una fuente de ingresos estable y segura y, por otro lado, es que me gusta mucho lo que hago y creo que no es el momento. Yo creo que ahora, más que nunca, es el momento del compromiso y hay que estar ahí.

¿Un consejo para blogueros?

Sobre todo que lo pasen bien con el blog y que se olviden de los números, de las visitas, de las estadísticas… Es importante no querer correr, las cosas llevan su tiempo y, salvo que seas una “super-star” las marcas no van a venir a buscarte primer día. Plantéate el reto y, si realmente estás disfrutando, no lo abandones.

Aunque no lo he dicho antes, me gustaría dejar muy claro que, quizás, la mayor satisfacción que me ha producido el blog es la cantidad de gente que he conocido y las buenas amistades que he hecho.

Conclusión

Ser fiel a ti mismo y trasmitir frescura y sentido del humor llega a la gente mucho más que cualquier elaborada campaña de marketing para promocionar tu blog.

 

2 comments… add one

  1. Mil gracias Victoria, me ha encantado!!!

    1. Gracias a ti, Maria. Da gusto el buen rollo que transmites.

      Victoria

Leave a Comment