El Reto de los Cinco Euros

El otro día me tropecé con un artículo que me impactó, y, como sucede con estas cosas a veces, llegó al corazón de lo que yo siento con respecto a la actitud emprendedora, ampliandola y enriqueciendola con un ejemplo tan sencillo que no me puedo resistir a compartirlo intentando mantener la esencia del mismo intácta.

El artículo original es de Tina Seelig, y podéis encontrarlo en Psycology Today, y básicamente plantéa la siguiente pregunta: ¿Qué haríais si solo tuvieseis 5 Euros y dos horas para conseguir dinero?. Antes de seguir leyendo, mi propuesta es que lo penséis un poco, creo que el artículo siguiente os resultará todavía más enriquecedor.

El Reto de los 5€

Tina Seelig, profesora en la universidad de la Universidad de Stanford, planteaba la misma pregunta a sus alumnos. Los alumnos se estructuraban por grupos, y cada grupo recibía, como capital semilla de su empresa un sobre con 5€. Las reglas eran claras, podían pasar tanto tiempo como quisiesen planificando qué hacer entre ellos, pero una vez que abriesen el sobre, disponían solo de 2 horas para ejecutar el plan de negocio que se hubiesen marcado. Les dió de tiempo desde el miercoles hasta el domingo, y ese día debían enviarle una presentación describiendo lo que habían hecho, disponiendo de 3 minutos para presentarlo el lunes ante toda la clase. Debían ser creativos, buscar oportunidades, y sacar el máximo jugo a sus limitados recursos.

Cuando se hace este tipo de preguntas, suele haber siempre alguien que propone, medio en serio medio de broma comprar lotería, o algún otro juego de azar. Están dispuestos a asumir un riesgo increíble a cambio de una probabilidad mínima de conseguir nada a cambio. La siguiente respuesta más común suele ser montar un negocio de limpieza de coches, o de venta de limonada, usando los 5 € para comprar los materiales necesarios. Aunque lo único que consiguen es algo de calderilla a cambio de 2 horas de trabajo. Pero un buen porcentaje de los estudiantes se toma el reto en serio y encuentra opciones creativas, que saltan por encima de preconcepciones, y que crean valor donde otros no lo encuentran.

Los equipos que consiguieron más dinero fueron aquellos que no usaron los 5 euros. Se dieron cuenta de que centrarse en el dinero en realidad limitaba el problema muchísimo. Entendieron que 5€ no es nada, y que había que reinterpretar el problema de forma más amplia: ¿Qué podemos hacer para conseguir dinero si empezamos sin absolutamente nada?. Los grupos con más exito identificaron problemas que ellos mismos habían experimentado, pero que nunca habían pensado resolver. Problemas que eran molestos pero que no estaban presentes en la mente de todo el mundo hasta que te tropezabas con ellos. Identificando estos problemas los equipos ganadores consiguieron unos 600€ (en 2 horas), con un retorno de la inversión de un 4000 porciento.

¿ Qué es lo que hicieron ?

Reservas en Restaurantes

Un grupo identificó un problema común en muchas Ciudades Universitarias, el problema frustrante de las largas colas en los restaurantes populares los Sábados por la noche.

El equipo decidió ofrecer ayuda a la gente que no quería esperar. Hicieron parejas y reservaron en distintos restaurantes. Al aproximarse la hora de la cena, vendieron sus reservas a la gente que se acercaba a la cola a precios de hasta 20€. Conforme avanzaba la noche, se dieron cuenta de varias cosas:

  • Las chicas eran mejores para vender las reservas que los chicos, posiblemente porque la gente se siente menos amedrentada por una chica que por un chico.
  • Ajustaron su plan, pusieron a todas las chicas a vender en las colas mientras los chicos recogían las reservas.
  • También se dieron cuenta de que funcionaba mucho mejor cuando había un “entregable”. En restaurantes en los que utilizaban un pager para avisar cuando la mesa estaba lista, los clientes estaban dispuestos a pagar más ya que se llevaban algo tangible a cambio de su dinero.

Inflado de Ruedas de Bicicleta

Otro grupo atacó el problema desde otro ángulo todavía más simple. Montaron un stand a la entrada de la universidad, donde ofrecían medir la presión de las ruedas de las bicis de forma gratuita. Si las ruedas necesitaban presión, ofrecían hincharlas por un euro. Al principio pensaron que se estaban aprovechando de sus compañeros que podían perfectamente desplazarse hasta una gasolinera y hacerlo gratis, pero después de unos cuantos clientes, vieron que estaban en realidad dándoles un servicio muy cómodo.

De hecho transcurrida una hora, decidieron dejar de pedir una cantidad específica y en vez de esto pedir una pequeña donación. Sus ingresos se incrementaron inmediatamente. Recibieron mucho más cuando sus clientes devolvían el servicio con el valor que ellos consideraban. Tanto para este equipo como para el del restaurante, la experimentación (incluso en el limitado periodo de 2 horas) tuvo unos resultados magníficos permitiéndoles optimizar su estratégia sobre la marcha.

Ya nos hacía referencia a esta flexibilidad Elena Gómez del Pozuelo en el artículo anterior.

El Equipo Ganador

Cada uno de estos proyectos gano unos cuantos cientos de euros, y todos sus compañeros quedaron impresionados. Sin embargo, el equipo que genero más dinero de todos, contempló los recursos que tenía a su disposición desde otro ángulo y llegó a generar 500€. Estos estudiantes se dieron cuenta de que su recurso más valioso no eran los 5€, ni su propio tiempo, sino que eran los 3 minutos de exposición ante un público tan concreto como su propia clase el Lunes siguiente.

Así pues decidieron vender este tiempo a una compañía que buscaba reclutar estudiantes. El equipo creó una presentación de 3 minutos para la compañía y se lo mostró al resto de estudiantes durante el tiempo que tenían asignado. Fue brillante. Fueron capaces de darse cuenta del recurso tan maravilloso del que disponían – y que nadia más fue capaz de ver – que simplemente estaba esperando que alguien lo aprovechase.

Conclusiones

Está claro que hacer una buena valoración de cuales son nuestros recursos, (conocimiento, tiempo, medios etc), tener una buena capacidad de observación para detectar cuales son los problemas que estamos en disposición de solucionar, y tener la flexibilidad necesaria para adaptarnos y cambiar, son puntos fundamentales que nos van a ayudar mucho a montar un negocio y generar ingresos.

Sin embargo, a mi parecer, es casi tan importante como esto, mantener presente en nuestra mente la certeza de que en realidad, ¡¡ es fácil !!. Está en manos de todos conseguir ingresos incluso sin recursos de partida, y un buen análisis previo es mucho más eficaz que desarrollos complicados.

0 comments… add one

Leave a Comment