Diseño y Moda – Argot y Margot

¿ Has pensado alguna vez en crear tu propia marca de ropa, con tus propios diseños y comercializarla con éxito ? Evidentemente no es fácil pero Fátima y Marta fundadoras de la marca Argot y Margot han demostrado que con mucho talento y dedicación, es posible.

Descubre cómo, y cuales han sido las claves de su éxito en la siguiente entrevista con una de las fundadoras.

Marta Gaytan, co-fundadora y responsable del desarrollo comercial de Argot y Margot nos cuenta su historia de crecimiento en los últimos 4 años.

Victoria Idoipe (V.I.) ¿Cómo empezó todo?

Marta Gaytan (M.G) Todo empezó hace 4 años.  Mi hermana y yo venimos del mundo de la publicidad y del derecho respectivamente. Yo trabajé durante un tiempo en Price Waterhouse, una asesoría jurídica en Madrid, y no estaba muy satisfecha con los horarios ni con el trabajo.

En ese momento, surgió una propuesta de trabajo para mí de un intermediario textil y me fui introduciendo en el mundillo de la moda. No era nada glamuroso – chandals y pijamas para carrefour – pero me sirvió mucho como experiencia y aprendizaje. Llego la crisis y después de tener a mi hija mayor, al reincorporarme al trabajo me despidieron de este intermediario textil.

Mi hermana, que tampoco estaba satisfecha con su trabajo en publicidad, me instó a hacer realidad juntas nuestro proyecto de crear nuestra linea de ropa. No es que empezásemos desde la nada porque nuestra familia tiene una linea de ropa de niños lo cual nos sirvió para conseguir contactos con proveedores etc.

Con estos conocimientos básicos del mercado textil, gracias a la experiencia familiar y la mía particular como comercial, nos lanzamos, invirtiendo todos nuestros ahorros y toda la ilusión.

La estructura era clara, mi hermana Fátima se iba a dedicar al diseño y yo me encargaría de la parte comercial y administrativa.

(V.I) ¿Cómo ha sido para ti trabajar desde casa?

(M. G) Realmente, la idea de trabajar desde casa nace, principalmente, como una forma de ahorrar costes, no estaba pensando en conciliar mi vida familiar con el trabajo. Fue después, cuando me di cuenta de que me estaba resultando muy fácil trabajar y estar con la niña cuando volvía de la guardería, que además mi casa estuviese cerca de la guardería era ya la guinda.

Ahora tengo otra niña más, y trabajar en casa ha sido crucial; es muy cómodo, y aunque al final trabajes más horas porque, aun organizando bien tu horario, acabas trabajando por la noche cuando ya están dormidas merece la pena. Nuestro negocio ha invadido por completo la planta de arriba de mi casa, donde trabajo, y lo que antes eran 40 metros estupendos, están ahora repletos de ordenadores, mesas y producto, mezcla de almacén y oficina.

En el campo textil y en las marcas, hay dos épocas del año en las que el volumen de trabajo es enorme, que son septiembre y octubre por un lado, y de enero a marzo por otro, que es cuando se sirven la mayor parte de los pedidos.

En esas épocas hay que aprovechar cada minuto de trabajo y, aunque normalmente cogemos refuerzos de personal, esa época sigue siendo muy estresante.

Al trabajar en casa para bien o para mal oyes todo, a tu hija llorar, llamadas de teléfono personales etc… es difícil a veces concentrarse. De todas formas, para mí, el balance es positivo y trabajar desde casa me ha proporcionado más satisfacciones que problemas.

(V.I.) ¿Cómo lo gestionáis exactamente? Vosotras haceis el diseño y luego externalizais la fabricación o cómo.

(M.G) El diseño lo hace en su totalidad mi hermana Fátima y, aunque la producción la externalizamos, controlamos nosotras todo el proceso, incluso realizándolo con nuestras propias telas.

Las telas las importamos de India, ahora ya alcanzamos mínimos de producción suficientes como para que nos hagan nuestros propios estampados.

Cuando empiezas en este negocio puedes comprar en cantidades pequeñas y elegir estampados de los que tienen ya listos, pero claro te arriesgas a coincidir con alguna otra marca.

Afortunadamente no nos ha pasado y ahora ya diseñamos los estampados exclusivos que queremos.

(V.I.) ¿Cómo abordasteis la comercialización de vuestra linea de ropa en los comienzos?

(M.G.) Hicimos un estudio previo de las tiendas que nos gustaban y que tenían un estilo que encajaba con el nuestro. Entonces, yo iba “a puerta fría” a las tiendas con una maleta y el muestrario entrando para enseñar el producto a los propietarios. Mi objetivo era siempre conseguir abrir la maleta y sacar una prenda por lo menos, porque sabía que cuando veían un modelo ya les picaba la curiosidad.

De esta forma recorrí Madrid, San Sebastian, Valencia y Barcelona que fue y sigue siendo una plaza muy complicada. Ahora con el tiempo, las tiendas nos contactan directamente porque quieren comercializar nuestra marca en su establecimiento. En ocasiones nos contactan también porque han visto nuestra web o han leído en algún blog sobre nosotras.

Todavía no tenemos venta online, es un tema complicado y que estamos valorando, pero es evidente que cada vez más gente tiene una plataforma de venta online. Aunque claro, no es lo mismo comprar un complemento que un vestido, y yo veo a menudo cuando hago la venta, que el vestido que menos gusta en la mano es el que mejor queda puesto, y esto es difícil conseguirlo online, a pesar de que ya se han hecho intentos

Llevamos trabajando mi hermana y yo desde el 2008, a veces es fácil y otras no tanto. Desde mi punto de vista, esta no es una empresa que puedas montar sola, mínimo hacen falta dos personas. En los momentos que yo he tenido a mis hijas, me ha salvado que mi hermana a arrimado el hombro. Es necesario hacer muchos viajes a India para comprar telas y si hubiese estado yo sola en este trabajo hubiese tenido que sacrificar mucho la familia.

(V.I) ¿Que objetivos tenéis para el futuro?

(M.G) Hasta ahora en cada campaña estamos creciendo más y más. Queremos seguir creciendo en producción y queremos afianzarnos en España sin saturar el mercado. El siguiente paso es lanzar nuestro producto en Europa y quizás Sudamérica, para nosotras es muy importante tener un producto 100% de calidad, y una producción muy controlada para seguir creciendo.

(V.I) Algún consejo para los que están comenzando un negocio

(M.G) Es vital trabajar en equipo y también el apoyo de la familia y la pareja. Muy importante conocer el mercado donde vas a emprender porque hoy en día todos los negocios son muy complicados y es importante saber donde te metes.

Es importante no olvidar cómo sigue siendo en muchos casos, el sistema de ventas tradicional puerta por puerta y el trato directo y personal con los clientes la clave del triunfo.

1 comment… add one

  1. Qué bueno por Fátima y marta, la verdad es que son un claro ejemplo de emprendimiento y así es que muchas personas hoy en día se ganan la vida aprendiendo un arte para después convertirlo en negocio y eso es digno de admirar.

Leave a Comment